Mercedes-Benz

Mari Carmen Villalba y Santogal, una unión perfecta

09.07.2020

Cuenta Mari Carmen Villalba que tenía ya “muchas ganas de volver a la competición”, algo que ha podido hacer esta misma semana en el Estrella Damm Open Madrid 2020, el primer torneo del World Padel Tour en un año en el que únicamente se había podido disputar el Cervezas Victoria Marbella Master y en el que también, por ahora, solamente está confirmado otro torneo más, el Madrid Open 2020, del 12 al 19 de julio. “Las ganas que tenemos de volver a competir puede con todo. Hemos pasado tiempos malos. Al principio los torneos van a ser a puerta cerrada y va a ser un poco raro jugar sin público, pero las ganas pueden con eso también”, concede la jugadora esteponera, de 33 años, que acumula casi dos centenares de partidos oficiales tras permanecer ya once temporadas en el circuito mundial, donde ha llegado a ser sexta del ranking de parejas y se encuentra de forma recurrente entre las diez primeras posiciones.
No en vano, Mari Carmen Villalba, que se acercó a este deporte en la universidad después de iniciarse en el tenis, es una persona positiva y luchadora (“Sacrificio y motivación, que es el motor de mi día”, según sus propias palabras), al igual que su compañera, la toledana Verónica Virseda. “Nos estamos complementando bien. Tenemos los mismos valores, trabajo y constancia, y tenemos buena sintonía, buen rollo”, analiza Villalba, que asegura que llevó “bien” el confinamiento, aunque en “las últimas semanas se hizo complicado”. “Soy súper activa, no paro. Durante el confinamiento he seguido haciendo el trabajo que me mandaba todos los días el preparador físico.“Hay una frase que yo siempre digo, que es ‘No limits’, no hay límites para nada. Soy una persona que se sacrifica mucho, que lucha mucho por los objetivos. Si hay que entrenar, si hay que estudiar, me da igual, soy una persona a la que le gusta darlo todo”. 
La importancia del apoyo de Santogal
Por eso, en un día a día que incluye tres horas de entrenamiento cada mañana, en una carrera deportiva que exige viajes todas las semanas, Mari Carmen Villalba no duda en destacar la importancia que adquiere en su vida el apoyo desde hace ya tres años de la empresa Santogal, uno de los mayores grupos automovilísticos multimarca con concesionarios en las áreas de Lisboa, Madrid y Guadalajara. “Desde que estoy con ellos, yo estoy súper, súper contenta. Cada año que pasa estoy más ilusionada porque la cesión del coche es un desahogo económico y una gran forma de ayudar a los jugadores. Además, es un pedazo de coche espectacular. Yo estoy encantadísima de poder llevar su coche y de representar a Santogal”, analiza Villalba. Y continúa: “Tener un coche a tu disposición es magnífico, estoy súper agradecida”.
Apoyar al deporte femenino siempre es bueno. Santogal y yo representamos el trabajo y la constancia, vamos de la mano, representando el estilo que tiene Mercedes. Estoy muy agradecida de que confíen en mí y espero poder devolvérselo con buenos resultados.